fbpx

Con el pasar del tiempo, investigaciones realizadas han demostrado que cada vez hay más casos de jóvenes que presentan pérdida auditiva.

Según la Organización Mundial de la Salud más de 1 millón de jóvenes en el mundo están en riesgo de tener pérdida auditiva debido al aumento cada vez más frecuente a la exposición a

decibeles altos con reproductores de música en áreas recreativas.

Caminando por la calle, en la piscina, tomando sol, haciendo deporte, cada vez es más frecuente ver a personas con auriculares exponiéndose de forma prolongada a sonidos elevados.

anciano con hipoacusia neurosensorial

Esto ocurre porque no somos conscientes de las repercusiones de la contaminación auditiva y de los daños a futuro que provoca exponiéndonos sin pensar a diferentes niveles de ruidos. Por ejemplo: la aspiradora 65db, el claxon 90 db, concierto de rock 120 db, avión despegando 140 db son algunos casos y si mencionamos las actividades que hacemos diariamente sin considerar que el volumen máximo debería de ser 85 decibeles en un periodo de 8 horas para mantener nuestro nivel auditivo promedio estamos provocando cansancio en nuestras células sensoriales lo que puede ocasionar un daño permanente.

Es importante adoptar conductas responsables usando menores niveles de ruido y protegernos para evitar consecuencias a futuro incluyendo un chequeo anual de salud que incluya una evaluación de oído pensando siempre en nuestro presente y futuro.

Soluciones Audiológicas /SHM-diciembre 2019