fbpx
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Si crees que tienes problemas de sordera o hipoacusia, debes de saber que hay diversos tipos: conductiva, neurosensorial, mixta y central. Tanto niños como adultos están propensos a padecerla.

En este artículo te hablaremos de uno de los tipos de sordera más común en niños y adultos mayores: la hipoacusia neurosensorial.

Empecemos con la definición. La hipoacusia neurosensorial es uno de los tipos de sordera que ocurre cuando la lesión se encuentra en el oído interno o nervio auditivo.

Esta afección genera daños permanentes, debido a que afectan órganos sensoriales tanto del oído interno como del nervio que conecta con el cerebro.

Descubre con nosotros qué es, cuáles son los síntomas, las causas, los tipos y el tratamiento adecuado para afrontar este problema auditivo.

anciano con hipoacusia neurosensorial

Signos y síntomas

Cuando padeces de hipoacusia neurosensorial puedes presentar diversos síntomas o signos. Estos pueden ser:

  • Problemas para continuar una conversación amena.
  • Sonidos leves parecen escucharse muy elevados o demasiado fuertes.
  • Es más fácil escuchar las voces de los hombres que de las mujeres.
  • Las voces suenan como murmullos o mal articuladas.
  • Ciertos sonidos parecen demasiado fuertes en un oído.
  • Sensación de estar perdiendo el equilibrio.
  • Escuchar zumbidos.(Tinnitus)
  • Hay problemas para seguir conversaciones cuando dos o más personas están hablando.
  • Hay dificultad para escuchar en áreas ruidosas.
  • Es más fácil escuchar las voces de los hombres que de las mujeres.

Si te identificas con cualquiera de estos síntomas de la sordera neurosensorial, no dudes en acudir lo más pronto posible a un centro audiológico y realizarte un examen audiométrico. De esta forma, se podrá detectar y tratar a tiempo la hipoacusia.

Causas

Hay diversas causas que pueden originar la hipoacusia neurosensorial. Estas pueden ser:

  • Factores sobre la edad.
  • Enfermedades en los vasos sanguíneos.
  • Enfermedades inmunitarias.
  • Paperas.
  • Meningitis.
  • Sarampión.
  • Enfermedad de Meniere.
  • Infecciones generales.
  • Enfermedades congénitas.
  • Síndromes genéticos: toxoplasmosis, rubéola o herpes.
  • Exposiciones a ruidos fuertes o industriales: hipoacusia neurosensorial por trabajo o laboral.

Tengamos en cuenta que las causas más frecuentes de hipoacusia neurosensorial en los niños son de forma hereditaria o congénita. Suele darse por infecciones transmitidas durante la gestación o por una malformación durante el desarrollo fetal.

Tipos de hipoacusia neurosensorial

Existen diversos tipos y grados de la hipoacusia. Los grados de hipoacusia hacen referencia al nivel de pérdida auditiva que padece el paciente. Los tipos o clasificación de la hipoacusia neurosensorial pueden dividirse, también, según las causas que la originan.

Puede hablarse de hipoacusia unilateral cuando se afecta a un solo oído o bilateral si afecta a los dos. Para comenzar, la cantidad de hipoacusia que tiene una persona puede ir desde leve hacia profunda:

  • Audición normal: Pérdidas auditivas por encima de 20 dBHL.
  • Hipoacusia leve: Pérdidas auditivas entre 25 y 39 dBHL. En casos de hipoacusia leve la voz se percibe con intensidad normal. Hay dificultades para entender el habla.
  • Hipoacusia moderada: Pérdidas auditivas entre 40 y 69 dBHL. En casos de sordera moderada se tiene que elevar la voz para poder entenderse. Se requiere de una prótesis auditiva para entender el habla.
  • Hipoacusia severa:Pérdidas auditivas entre 70 y 89 dBHL. En casos de hipoacusia severa se requiere implantes o prótesis auditivas para poder escuchar los sonidos. Las voces se perciben distorsionadas y con mucha dificultad.
  • Hipoacusia profunda: Pérdidas auditivas de más de 90 dBHL. En los casos de hipoacusia profunda se requiere de implantes o audífonos medicados para escuchar.

La sordera neurosensorial también se puede dividir por los factores o causas que la originan:

  • Hipoacusia neurosensorial congénita: Es un término que hace referencia a la etapa en que se presentó el problema. Puede aludir a la etapa del nacimiento o “al nacer”, la etapa natal o postnatal.
  • Hipoacusia neurosensorial hereditaria: Hace referencia a la sordera neurosensorial heredada o que se contrajo de forma genética. Puede presentarse en la etapa prenatal, al nacer, en la niñez o en la vida adulta.
  • Hipoacusia neurosensorial adquirida: El problema auditivo puede deberse a lesiones que surgen durante el embarazo o el proceso del parto. También puede presentarse durante la etapa prenatal, perinatal o postnatal.

La hipoacusia neurosensorial también se puede clasificar debido al grado de pérdida auditiva:

  • Simétrica: La pérdida auditiva es del mismo grado en ambos oídos.
  • Asimétrica: La pérdida auditiva es distinta en cada oído (asimétrica).

Tratamientos

Si no se trata la hipoacusia neurosensorial a tiempo se puede sufrir sordera total. Por esta razón, si se percibe los síntomas indicados se debe acudir a un centro audiológico o a un especialista para tener un diagnóstico certero y llevar un tratamiento acorde al nivel de pérdida auditiva.

El tratamiento audiológico varía de acuerdo al nivel de pérdida de audición. Además, se tiene en cuenta si afecta a un solo oído o ambos. Si estamos frente a un caso de hipoacusia neurosensorial leve o moderada lo común es que te recomienden usar audífonos medicados o amplificadores telefónicos. En tanto, si estamos frente a un caso severo o profundo lo común es que te recomienden implantes de conducción o implantes cocleares.

El objetivo de cada tratamiento es mejorar la audición y evitar la pérdida del nervio auditivo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sordera súbita
SIguiente Artículo

Dejar un comentario